El Eslabón débil de la riqueza en el campo

En el manejo Holístico, determinar cuál es nuestro eslabón debil a reforzar es fundamental. La verificación del eslabón débil financiero es “¿Cómo maximizo el ingreso que puedo generar?” En cualquier momento dado, sólo hay un eslabón más débil, y debemos lidiar con él antes de considerar cualquier otro eslabón.
 

Estamos tratando de construir un negocio y un ambiente que perdure, para que nosotros y las siguientes generaciones puedan obtener una ganancia. Para hacer eso, debemos asegurarnos todos los años de que las inversiones importantes de dinero y trabajo continúen fortaleciendo el eslabón débil en la cadena de producción. Una vez que ha identificado el eslabón débil en cada negocio, observamos todas las acciones que se podrían tomar para fortalecer ese eslabón débil en particular lo antes posible. Al asignar dinero para gastos, aquellas acciones que abordan el eslabón débil en un negocio recibirán prioridad. Los gastos que abordan un eslabón débil se consideran generadores de riqueza porque impulsan la producción y, por lo tanto, las ganancias, a un nuevo nivel, aunque tal vez no hasta el año siguiente. Otros gastos generalmente mantienen la producción en los niveles actuales.

Si es una persona de campo, su producción primaria se basa en la conversión de la energía solar a través de las plantas en un producto vendible o consumible, como alimentos, fibra, madera, vida silvestre, servicios ecosistémicos, o recreación. Jerga aparte, esto significa que las plantas capturan energía solar para producir alimentos, luego se convierte ese “alimento” en un producto comercializable – un kilo de carne, un fardo de heno, un litro de leche. Pero debemos comercializar ese producto o servicio antes de tener un centavo en la mano con el que podamos vivir o reinvertir en el negocio.
 
Idealmente, queremos que el dinero que se invierte en un eslabón débil sea cosechando la luz del sol y convirtiendo esa luz solar en dinero a través de las plantas, siempre que los suelos no sean dañados en el proceso. Los pesos obtenidos a expensas de suelo perdido, o los pesos tomados prestados del banco pueden ser utilizados para fortalecer un eslabón débil, pero en el primer caso podrían socavar nuestra base futura de recursos, y en el segundo, generalmente vienen con intereses y complicaciones.
 
Un ejemplo: aunque la compra de forraje le permite cargar más animales, no fortalece el eslabón débil de tener más pastura para ofrecer. La inversión en un cerco, las plantaciones especificas, o la mejora del drenaje, sin embargo, sí podrían generar más pasto y cortar la dependencia al fardo.

Cada negocio que maneje siempre tendrá un eslabón débil en cualquier momento en el tiempo. En consecuencia, si maneja ganado vacuno y ovino y planta sorgo, trigo de invierno y cebollas dulces, tendrá un eslabón débil a encontrar en cada uno de los cinco diferentes negocios. Desde el Manejo Holistico podemos crear un paisaje que convertirá más luz solar en carbohidratos y proteínas comestibles o cultivar de manera tal que se desarrolle la fertilidad del suelo y reduzca la vulnerabilidad a la sequía.
Aunque el eslabón débil en cada negocio varía de un año a otro y puede cambiar dentro de un mismo año, la Especialización de Manejo Holístico analiza cada uno de los aspectos que debemos tomar en cuenta para realizar una buena planificación financiera.

Si quieres saber más sobre la Especialización, accede aquí!

 

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Notas recientes

Shopping cart
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0